Logo Rafael Valero

Switch tasking, ¿sí o no?

Por Rafael Valero

Podría limitar este email a decirte simplemente que el switch tasking, o «cambio de tarea» en castellano, no te interesa nunca.

A ti que diriges una empresa, no.

Sin embargo, como mi intención es que mejores tu productividad, considero que necesitas entender por qué.

Así que vamos con ello.

Verás, el switch tasking, es una técnica de gestión de tareas que consiste en ir pasando continuamente de un tipo de tarea con características determinadas, a otra completamente diferente.

Y aunque en ocasiones se confunde con el multitasking (multitarea), en realidad son muy diferentes.

Porque el multitasking es hacer varias tareas al mismo tiempo, y el switch tasking es hacer sólo una tarea a la vez, pero de muchos tipos.

Por ejemplo, multitasking se hace cuando conduces, porque a la misma vez aceleras, miras por el retrovisor, escuchas música, etc.

Y en este caso funciona porque todas las tareas están relacionadas.

Sin embargo deja de ser efectiva cuando intentas leer un libro mientras conduces o escuchas un podcast, porque tu cerebro no se concentra bien en ninguna de las dos.

El switch tasking, sin embargo, sería estar leyendo un libro, parar para leer un mensaje de WhatsApp, volver a la lectura, parar para atender a un compañero, volver a la lectura, y así todo el rato.

Y desde luego es muy poco efectiva desde el punto de vista de que al no poder concentrarte al 100% en la tarea principal, que es leer el libro, tardas más en ejecutarla.

Por lo tanto, a ti que tienes que gestionar una empresa y que necesitas de poder enfocarte a tope en aquello que estés haciendo, sobre todo si son tareas importantes, no te interesa aplicar esta técnica.

Sin embargo, hay casos en los que sí podría interesarte.

En concreto para utilizarla con algunos de tus empleados, pues les puedes reducir la saturación y el aburrimiento al permitirles, sin que paren de trabajar, hacer tareas no relacionadas y descansar de lo que hicieran en un primer momento.

Un ejemplo podría ser en el caso de un mozo de almacén que se pase todo el día cargando cajas, que seguramente le aburrirá soberanamente.

Y aquí la idea podría ser que cargara cajas durante un rato, parase a barrer otro rato, volviera a cargar cajas, parase a atender clientes, etc.

Así el día se le haría más ameno.

Ahora bien, deben ser tareas que no requieran de excesiva concentración y que puedas controlar tú, porque si no, aburrirse seguramente no se aburra, pero el trabajo tampoco saldrá como toca.

Pero volviendo a ti y a lo poco que te interesa aplicarla, deberías saber que quizá estés cayendo en ella sin saberlo.

Pues es habitual que se dé en aquellos casos en que tu jornada esté plagada de multitud de tareas que no tienen nada en común y que has de acabar en el mismo día.

Ya sabes…empezar por la mañana con la próxima campaña de publicidad, parar para hablar con un cliente que te visita, ir al banco, volver para continuar con la campaña de publicidad, parar para ayudar a un empleado con un problema, leer emails, volver a la campaña…

O sea, que haces muchas cosas, pero ninguna 100% bien, o en tiempo.

Y así es como vuelves a tu casa con la sensación de no haber hecho nada aunque no has parado de trabajar.

Así que presta atención a cómo pasas el día, y si se parece algo a esto, empieza a hacer cambios desde ya.

Disfruta del día!

Rafael Valero

PD – Para organizarte bien primero debes querer no dejarte arrastrar por las circunstancias del día.

Suscríbete a la newsletter

Recibe cada día un breve email de apenas 2 minutos, con ideas prácticas y consejos sobre gestión empresarial y productividad para que dirigir y hacer crecer tu empresa sea más fácil y te genere menos estrés.

Suscribirse es GRATIS y darse de baja muy fácil

¿Te vas a ir sin suscribirte?

¿De verdad no te interesa recibir en tu email breves consejos, reflexiones e ideas prácticas, que leerás en apenas 2 minutos, para mejorar tu productividad y la de tu empresa?

Suscribirte es GRATIS y darte de baja si no te gustan es fácil

Logo Rafael Valero

Aceptación GDPR

Tratamiento de Datos conforme a RGPD 679/2016 y la LOPD-GDD 3/2018: Conforme a la normativa aplicable, le informamos sobre la privacidad aplicable a sus datos conforme a los Arts. 13 y 14 del RGPD 679/2016, la información que nos facilite, o nos haya facilitado con anterioridad, son tratados por AHOCOST ANALIZAE, S.L., con CIF: B57971269, en calidad de responsable del tratamiento.

Finalidad de Tratamiento: Gestionar y mantener los contactos y relaciones que se produzcan como consecuencia de la relación que mantiene con nosotros, mantenimiento de su cuenta de usuario, atender a las solicitudes recibidas, incluyendo la posibilidad de envío de emails, en su caso.

Base jurídica de legitimación: Su consentimiento expreso y verificable, y en determinados casos, el interés legítimo de su empresa.

Plazo de conservación de sus datos: Vendrá determinado por la relación que mantiene con nosotros, o por el tipo de tratamiento y los plazos legales aplicables.

Comunicación de datos: Ninguna prevista salvo las estrictamente necesarias para la prestación de los servicios contratados, y las impuestas por requerimiento judicial o disposición legal.

Ejercicio de derechos: Acceso, rectificación, cancelación/supresión, oposición, limitación o portabilidad, dirija comunicación por escrito a C/ Angel Guimerá, 84, 2ºC – CP 07004 de Palma de Mallorca, acompañando fotocopia de su DNI o documento equivalente, o por email a: info@rafaelvalero.com. En caso de considerar vulnerado su derecho a la protección de datos personales, podrá interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Información adicional sobre privacidad disponible en nuestra página web: https://rafaelvalero.com