Logo Rafael Valero

Qué hacer si despides un empleado y no quiere coger la indemnización

Por Rafael Valero

Cuando despides a un empleado, y obviando el mal trago por tu parte, y la mala leche por la suya, todo debería ser fácil, ¿verdad?

Pues sí, pero no siempre ocurre.

Yo te podría contar mil historias.

Pero algunas son para cortarse las venas.

Verás, hace ya unos años, uno de los medios más utilizados para pagar, además del efectivo, eran los talones (cheques).

Si no eres un jovenzuelo, lo recordarás.

Pues bien, en una ocasión, al despedir a un empleado, cuando le entrego la documentación pertinente junto con el cheque de la indemnización, el tipo me lo firma todo, pero se niega a llevarse la indemnización porque decía que no estaba de acuerdo.

Yo, que no había vivido nunca nada parecido, me quedé bastante contrariado porque no entendía que el chaval no quisiera cobrar la indemnización.

Pero como hay gente para todo, pues lo metí en un cajón y seguí con la mío, en lugar de avisar a mi asesor laboral para que me dijera qué hacer, o qué esperar.

Error!!!!

Te cuento.

La ley establece que una empresa ha cumplido con su deber si ofrece el cheque de la indemnización junto con la documentación de despido.

Y, por lo tanto, desde un punto de vista técnico, no hay ningún problema aunque el empleado se niegue a cogerlo, porque no puede invalidar el despido.

Ahora bien, hay un pequeño detallito a tener en cuenta, y es que la empresa debe demostrar que ha puesto la indemnización a disposición del empleado.

Y si no puede demostrarlo, el despido se considera improcedente por no cumplir con los requisitos formales.

Yo no pude demostrarlo.

Y aunque no me costó más dinero, sí fue un fastidio tener que perder tiempo asistiendo a arbitrajes.

Con esto, lo que aprendí, y que tú también deberías aprender, es que en lo referente a empleados y temas legales, como no somos expertos, hay que ir con pies de plomo y no fiarte ni de tu sombra.

También aprendí que a la más mínima, hay que llamar al asesor, aunque solo sea “por si acaso”.

Y ya que estoy, te cuento algunos consejos que me dio para que esto no pase.

En primer lugar, cuando entregues las cartas de despido, hazlo siempre con un testigo presente.

Da igual quién sea: otro empleado, un conocido… da igual, pero que vea y escuche todo.

Por otro lado, no pagues con cheque ni en efectivo. Hazlo por transferencia.

Y en caso de que, por lo que sea, hayas preferido usar ese medio, si se niega a recogerlo, haz una transferencia inmediatamente, aunque no estés seguro de si la cantidad es correcta.

Tú haz la transferencia y ya está, que después es más fácil defender que te has equivocado en el cálculo, que tener que demostrar que fue el empleado quien no quiso cobrarla.

Aquí lo más importante es que lo tengas todo documentado y que puedas proteger tu posición con evidencia escrita.

Y para eso, no hay nada mejor que una transferencia bancaria.

Y ya está.

Yo espero que no te pasen nunca cosas tan raras como las que me han pasado a mí.

Pero si te ocurrieran, insisto en que lo ideal es que, a la más mínima, consultes con tu asesor laboral, o con un abogado, para evitar costes y problemas mayores.

¡Que pases un buen día!
Rafael Valero

PD – Una buena manera de evitar problemas en tu empresa, la tienes aquí.

Suscríbete a la newsletter

Recibe cada día un breve email de apenas 2 minutos, con ideas prácticas y consejos sobre gestión empresarial y productividad para que dirigir y hacer crecer tu empresa sea más fácil y te genere menos estrés.

Suscribirse es GRATIS y darse de baja muy fácil

¿Te vas a ir sin suscribirte?

¿De verdad no te interesa recibir en tu email breves consejos, reflexiones e ideas prácticas, que leerás en apenas 2 minutos, para mejorar tu productividad y la de tu empresa?

Suscribirte es GRATIS y darte de baja si no te gustan es fácil

Logo Rafael Valero

Aceptación GDPR

Tratamiento de Datos conforme a RGPD 679/2016 y la LOPD-GDD 3/2018: Conforme a la normativa aplicable, le informamos sobre la privacidad aplicable a sus datos conforme a los Arts. 13 y 14 del RGPD 679/2016, la información que nos facilite, o nos haya facilitado con anterioridad, son tratados por AHOCOST ANALIZAE, S.L., con CIF: B57971269, en calidad de responsable del tratamiento.

Finalidad de Tratamiento: Gestionar y mantener los contactos y relaciones que se produzcan como consecuencia de la relación que mantiene con nosotros, mantenimiento de su cuenta de usuario, atender a las solicitudes recibidas, incluyendo la posibilidad de envío de emails, en su caso.

Base jurídica de legitimación: Su consentimiento expreso y verificable, y en determinados casos, el interés legítimo de su empresa.

Plazo de conservación de sus datos: Vendrá determinado por la relación que mantiene con nosotros, o por el tipo de tratamiento y los plazos legales aplicables.

Comunicación de datos: Ninguna prevista salvo las estrictamente necesarias para la prestación de los servicios contratados, y las impuestas por requerimiento judicial o disposición legal.

Ejercicio de derechos: Acceso, rectificación, cancelación/supresión, oposición, limitación o portabilidad, dirija comunicación por escrito a C/ Angel Guimerá, 84, 2ºC – CP 07004 de Palma de Mallorca, acompañando fotocopia de su DNI o documento equivalente, o por email a: info@rafaelvalero.com. En caso de considerar vulnerado su derecho a la protección de datos personales, podrá interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Información adicional sobre privacidad disponible en nuestra página web: https://rafaelvalero.com