Logo Rafael Valero

Para los que no saben por qué siguen donde están

Por Rafael Valero

Cuando montamos nuestra empresa, especialmente la primera, no somos conscientes de las etapas por las que debemos pasar.

Y aunque se puede vivir más o menos decentemente sin saberlo, lo ideal es que las conozcas, aunque solo sea por ahorrarte los dolores de cabeza que te da no saber por qué por mucho que haces no consigues lo que quieres.

Bien, a grandes rasgos, y aunque tienen muchos matices, las etapas por las que deberías pasar son 3:

  1. Crecimiento
  2. Rentabilidad
  3. Escalabilidad

La etapa de crecimiento es cuando abres las puertas y tienes que validar tu modelo de negocio y conseguir los primeros clientes.

Y aquí lo que necesitas es que te vean.

Es decir, que sepan que existes y lo que vendes.

Porque por muy bueno que sea aquello que comercializas, si no te conoce nadie más allá de tu familia, tus amigos, y algún vecino despistado, poco vas a conseguir.

La segunda etapa es en la que te centras en ganar dinero.

Y es en ese momento cuando corres uno de los mayores riesgos, que no es otro que el de morir de éxito por no saber gestionar bien tus recursos.

Esto pasa, generalmente, porque cuando empezamos estamos tan obsesionados con conseguir clientes, que pensamos que el mejor modo de hacerlo es cobrando barato.

Y vale, está bien.

Bueno, está bien siempre y cuando después reajustes tus tarifas, porque si no, acabarás viviendo muy estresado por la gran cantidad de trabajo que haces, pero que en tu cuenta bancaria no se ve reflejado.

Otra cosa que te puede pasar es que no te des cuenta que has pasado a esta etapa y sigas centrado en la de conseguir visibilidad.

Y aunque esto es algo que no debes dejar de hacer nunca, lo cierto es que cuando lo que buscas es rentabilizar el negocio te interesa más vender que hacer que te conozcan.

Y la tercera etapa es esa en la que tu negocio ya puede sobrevivir sin que tú estés presente constantemente.

O sea, que es capaz de funcionar igual de bien tanto si estás, como si no.

La mayoría de los empresarios no llegan nunca a esta etapa.

Unos porque no saben.

Y otros porque dicen que no quieren.

Aunque los segundos generalmente tampoco saben cómo hacerlo y con tal de no admitirlo, se engañan así mismos con excusas del tipo: “a mí lo que me llena es ir a trabajar cada día”, o cosas por el estilo.

Y oye, que no pasa nada. Que se puede vivir perfectamente en la segunda etapa una vez que encuentras la rentabilidad.

Pero tanto si decides quedarte ahí, como si quieres saltar a la siguiente, y también cuando estás en la primera, hay algo imprescindible que debes dominar: las ventas.

En la segunda etapa es evidente, porque si lo que quieres es ganar dinero, lo que tienes que hacer es convertir clientes potenciales en clientes que te compren.

Pero en la primera ya no lo es tanto, porque uno cree que con aparecer mucho en las redes sociales ya es suficiente.

Sin embargo, si no eres capaz de lanzar un gancho que llame la atención del cliente, no conseguirás que quiera saber de ti.

Y eso se logra sabiendo vender.

Porque vender no es solo conseguir que te firmen el contrato.

Vender es cualquier acción que realices y que vaya enfocada en meter dinero en la caja.

Por eso hay tanto “famosillo” en internet con miles o millones de seguidores, pero cuya fama no repercute en su bolsillo.

En definitiva, que saber vender es una habilidad imprescindible para cualquier empresario que quiera consolidar su negocio.

Y no es necesario que sea él quien toque las puertas, porque puede contratar expertos que lo hagan.

Pero si es así, al menos sí necesita entenderlo para poder dirigirlos con eficacia.

Quizá tú pienses que esto de vender lo domines, pero que no vendes por razones a las que no les encuentras lógica.

Y yo no sé si realmente sabes o no.

Pero, por si acaso, fíjate en estas pistas, no vaya a ser que no sepas tanto como te crees y en una de ellas encuentres la respuesta a tu situación:

Si publicas mucho en redes sociales y la cosa no tira, es que no sabes.

Si te entra mucho cliente interesado pero no terminan comprándote, es que no sabes.

Si solo la palabra vender te produce urticaria, es que no sabes.

Si miras con envidia a un competidor que está arrasando, es que no sabes.

Si trabajas demasiado pero no ganas en proporción, pues tampoco sabes.

Resumiendo, que tanto si quieres como si no, y tanto si lo vas a hacer tú, como si se lo vas a delegar a otros, para que tu empresa funcione no tienes más remedio que saber vender.

Puedes aprender a golpes.

Puedes dedicar decenas de horas a ver vídeos y leer blogs.

Puedes comprarte un curso.

O puedes ir de la mano y personalizar todo el proceso de aprendizaje.

Haz lo que quieras, pero aprende.

¡Que pases un buen día!
Rafael Valero

PD – A veces me pongo a escribir y no sé parar.

Suscríbete a la newsletter

Recibe cada día un breve email de apenas 2 minutos, con ideas prácticas y consejos sobre gestión empresarial y productividad para que dirigir y hacer crecer tu empresa sea más fácil y te genere menos estrés.

Suscribirse es GRATIS y darse de baja muy fácil

¿Te vas a ir sin suscribirte?

¿De verdad no te interesa recibir en tu email breves consejos, reflexiones e ideas prácticas, que leerás en apenas 2 minutos, para mejorar tu productividad y la de tu empresa?

Suscribirte es GRATIS y darte de baja si no te gustan es fácil

Logo Rafael Valero

Aceptación GDPR

Tratamiento de Datos conforme a RGPD 679/2016 y la LOPD-GDD 3/2018: Conforme a la normativa aplicable, le informamos sobre la privacidad aplicable a sus datos conforme a los Arts. 13 y 14 del RGPD 679/2016, la información que nos facilite, o nos haya facilitado con anterioridad, son tratados por AHOCOST ANALIZAE, S.L., con CIF: B57971269, en calidad de responsable del tratamiento.

Finalidad de Tratamiento: Gestionar y mantener los contactos y relaciones que se produzcan como consecuencia de la relación que mantiene con nosotros, mantenimiento de su cuenta de usuario, atender a las solicitudes recibidas, incluyendo la posibilidad de envío de emails, en su caso.

Base jurídica de legitimación: Su consentimiento expreso y verificable, y en determinados casos, el interés legítimo de su empresa.

Plazo de conservación de sus datos: Vendrá determinado por la relación que mantiene con nosotros, o por el tipo de tratamiento y los plazos legales aplicables.

Comunicación de datos: Ninguna prevista salvo las estrictamente necesarias para la prestación de los servicios contratados, y las impuestas por requerimiento judicial o disposición legal.

Ejercicio de derechos: Acceso, rectificación, cancelación/supresión, oposición, limitación o portabilidad, dirija comunicación por escrito a C/ Angel Guimerá, 84, 2ºC – CP 07004 de Palma de Mallorca, acompañando fotocopia de su DNI o documento equivalente, o por email a: info@rafaelvalero.com. En caso de considerar vulnerado su derecho a la protección de datos personales, podrá interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Información adicional sobre privacidad disponible en nuestra página web: https://rafaelvalero.com