Logo Rafael Valero

No te obsesiones con la competencia

Por Rafael Valero

Cuenta una fábula, que había dos empresarios compitiendo en el mismo mercado, y un buen día se le aparece un genio a uno de ellos y le dice:

“Te voy a conceder cualquier deseo que quieras”.

“El que sea”.

“Pero con una advertencia, pidas lo que pidas, tu competidor va a recibir el doble”.

“Si quieres 100 clientes fieles, tu competidor recibirá 200”.

“Si quieres facturar 1 millón al mes, tu competidor facturará 2 millones al mes”.

“Si quieres ser el número 1 de tu barrio, tu competidor será el número 1 en 2 barrios”.

El empresario se quedó pensando un rato, y finalmente dice:

“Hazme ciego de un ojo”.

Menuda aberración ¿no?

Pues sí, lo es.

Pero aunque nos lo parezca, en realidad estas cosas pasan.

Evidentemente, no hay genios que concedan deseos, ni locos que se quiten un ojo para que al otro le quiten los dos.

Aunque no sé yo si alguno que conozco lo haría si existiera la posibilidad.

Verás, hace unos años, antes de que me dedicara a mentorizar empresarios, conocí a un empresario que si hubiera podido contratar al genio, lo habría hecho.

Porque tenía un problema.

Resulta que tuvo un trabajador de los muy buenos, que cierto día, vete tú a saber por qué, decidió dejar de trabajar para él y montárselo por su cuenta.

Se llevó clientes y algún que otro buen empleado, y puso un local muy bonito a apenas 2 calles de mi conocido.

Ante esa situación, y como es comprensible, mi conocido estaba rabioso.

Empezó bajando sus precios para estar por debajo del nuevo competidor.

Algo bastante bestia, porque el otro ya los había puesto bien bajos.

Como el local del competidor era mejor que el de él, se gastó un dinero que no tenía en remodelar sus instalaciones para que lucieran más que las del otro.

Si el nuevo puso uniformes a sus empleados en color azul, mi conocido los puso azul aún más intenso.

Si el nuevo “atacaba” cierta zona para captar clientes, allí estaba también mi conocido.

Era tan exagerado, que incluso llegó a ofrecer a un cliente una propuesta por debajo de costes solo para quitárselo al nuevo.

Supongo que ya te imaginas cómo acabó mi conocido, ¿no?

Efectivamente. Cerrando.

Y no porque no trabajara bien.

Si no porque ya no competía en el mercado, sino que competía contra el otro.

Estaba tan obsesionado, que dejó de querer más clientes solo para querer más que el otro.

Dejó de querer facturar más solo para querer facturar más que el otro. Y así con prácticamente todo.

Es verdad que este caso, que es real, es bastante exagerado.

Pero aunque lo es, lo cierto es que tampoco es tan raro.

Quizá no a ese extremo, pero ocurre.

Porque a veces estamos tan pendientes de lo que hacen los competidores, que se nos olvida mirar hacia nuestro negocio.

¿O me vas a decir que nunca has tomado una decisión en tu empresa basada casi por completo en algo que ha hecho un competidor?

Seguro que sí.

Aunque sea algo tan simple como que un cliente te muestre un presupuesto de la competencia, y que lo hayas mejorado.

Mira, a la competencia has de tenerla bien controlada.

Y saber lo que hacen y cómo lo hacen.

Pero tu trabajo es dirigir tu empresa y marcar tus propios éxitos, y no medirte con los demás.

Porque no te va a llevar a ningún lado bueno.

Así que reflexiona.

Piensa si algo de lo que se está haciendo en tu empresa tiene como base la actuación de un competidor.

Y si es así, arréglalo ya.

Porque en tu empresa eres tú el que debe marcar el camino y cómo lo recorres, no tus competidores.

¡Que pases un buen día!
Rafael Valero

PD – Mira lo que hacen tus competidores y mejóralo, pero no para fastidiarles, sino para que los clientes obtengan algo mejor.

Suscríbete a la newsletter

Recibe cada día un breve email de apenas 2 minutos, con ideas prácticas y consejos sobre gestión empresarial y productividad para que dirigir y hacer crecer tu empresa sea más fácil y te genere menos estrés.

Suscribirse es GRATIS y darse de baja muy fácil

¿Te vas a ir sin suscribirte?

¿De verdad no te interesa recibir en tu email breves consejos, reflexiones e ideas prácticas, que leerás en apenas 2 minutos, para mejorar tu productividad y la de tu empresa?

Suscribirte es GRATIS y darte de baja si no te gustan es fácil

Logo Rafael Valero

Aceptación GDPR

Tratamiento de Datos conforme a RGPD 679/2016 y la LOPD-GDD 3/2018: Conforme a la normativa aplicable, le informamos sobre la privacidad aplicable a sus datos conforme a los Arts. 13 y 14 del RGPD 679/2016, la información que nos facilite, o nos haya facilitado con anterioridad, son tratados por AHOCOST ANALIZAE, S.L., con CIF: B57971269, en calidad de responsable del tratamiento.

Finalidad de Tratamiento: Gestionar y mantener los contactos y relaciones que se produzcan como consecuencia de la relación que mantiene con nosotros, mantenimiento de su cuenta de usuario, atender a las solicitudes recibidas, incluyendo la posibilidad de envío de emails, en su caso.

Base jurídica de legitimación: Su consentimiento expreso y verificable, y en determinados casos, el interés legítimo de su empresa.

Plazo de conservación de sus datos: Vendrá determinado por la relación que mantiene con nosotros, o por el tipo de tratamiento y los plazos legales aplicables.

Comunicación de datos: Ninguna prevista salvo las estrictamente necesarias para la prestación de los servicios contratados, y las impuestas por requerimiento judicial o disposición legal.

Ejercicio de derechos: Acceso, rectificación, cancelación/supresión, oposición, limitación o portabilidad, dirija comunicación por escrito a C/ Angel Guimerá, 84, 2ºC – CP 07004 de Palma de Mallorca, acompañando fotocopia de su DNI o documento equivalente, o por email a: info@rafaelvalero.com. En caso de considerar vulnerado su derecho a la protección de datos personales, podrá interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Información adicional sobre privacidad disponible en nuestra página web: https://rafaelvalero.com