Logo Rafael Valero

Un mensaje que deberías interiorizar

Por Rafael Valero

Hace mucho, mucho tiempo, leí una fábula que no sé si es una historia real o no, pero que en su día me ayudó a sobrellevar una situación complicada.

No por la historia en sí, porque no tiene mucho de interesante.

Pero sí por el mensaje que contiene, porque si lo interiorizas los problemas los verás de manera diferente.

Seguirán siendo problemas.

Pero los verás de un modo distinto.

Y podrás vivir con una mayor paz y equilibrio.

Verás, resulta que un rey reunió a todos los sabios de su corte para hacerles una petición:

“Queridos sabios, he mandado hacer un anillo al mejor orfebre del reino, y me gustaría grabar en su interior un mensaje al que pueda acudir cuando necesite consejo y guía, y me ayude en tiempos difíciles”.

Los sabios se pusieron a ello, pero tras revisar sus libros y debatir largo y tendido, no fueron capaces de condensar en tan pocas palabras todos sus pensamientos, y así se lo hicieron saber al rey.

Sin embargo, un viejo sirviente del rey que sabía del interés de su monarca, se le acercó y le dijo que él podía ofrecerle un mensaje que le escuchó un día a un invitado de su padre muchos años atrás, y que nunca había podido olvidar.

Pero le pidió, como única condición, que nunca leyera el mensaje a menos que fuera absolutamente necesario, porque solo entonces sería capaz de entenderlo.

El rey, que no tenía más opciones, aceptó.

Así que el sirviente le dictó al orfebre el mensaje que debía grabar en su interior, y al cabo de unos días el rey se lo colocó, y respetando la promesa que había hecho, nunca se lo quitó para leer lo que en él había escrito.

Al cabo de un tiempo, un rey vecino invadió su territorio, y al no poder hacerle frente tuvo que escapar como pudo.

Pero en su huida, él y quienes le acompañaban, se perdieron en plena montaña.

El rey estaba desesperado y la situación le paralizaba, y fue en ese momento cuando se acordó del anillo.

Se lo quitó para leer el mensaje, y lo que encontró fueron solo estas tres palabras:

ESTO TAMBIÉN PASARÁ.

Así, de primeras, no le encontró demasiado sentido, pero tras pensarlo un minuto notó como una extraña calma y sosiego se asentaban en su interior.

Seguían perdidos, pero era como si el frío y el hambre fueran más llevaderos.

Al día siguiente, un grupo de soldados de un reino aliado los encontraron y lo escoltaron a su castillo, donde después de recuperarse y reagruparse, planearon la reconquista de sus tierras.

Meses más tarde habían expulsado a los invasores y recuperado el reino.

Y el rey, para celebrarlo, mandó organizar un banquete de esos exagerados que este tipo de gente monta, con comida y bebida para cansar, y música y baile para que la gente disfrute.

Durante el banquete, y mientras el rey disfrutaba de la euforia y el orgullo de lo que había logrado, se le acercó el viejo sirviente y le dijo: “Majestad, debería leer otra vez en anillo”.

ESTO TAMBIÉN PASARÁ.

El rey comprendió al instante que aunque él había pedido un mensaje que lo ayudara en situaciones complicadas, el sirviente le había ofrecido algo mucho más valioso.

Y es que, aunque aferrarse a situaciones negativas no es recomendable, tampoco lo era hacerlo a las positivas.

Todo pasa. Todo.

Lo bueno y lo malo.

Ese empleado que te está haciendo la vida imposible. Pasará.

Ese dolor de cabeza que no te deja concentrarte. Pasará.

Ese problemilla con tu pareja o tus hijos. Pasará.

Ese crecimiento que últimamente tienes en las ventas. Sí, también pasará.

Todo pasará, y por eso no puedes agarrarte demasiado a nada, porque puedes verte arrastrado por su corriente y sufrir innecesariamente.

Si las cosas vienen mal dadas, hazte consciente de ellas y experimenta el mal sabor de boca, pero no te regodees en ello, porque si estás demasiado centrado en lo mal que lo estás pasando puede que te pierdas todo lo bonito que también está pasando.

Y si las cosas están de maravilla, disfrútalas, pero no te creas un dios, porque si solo miras hacia arriba es posible que tropieces con alguna de las miles de piedras que hay en el camino.

¡Que pases un buen día!
Rafael Valero

PD – Aquí tienes una opción para aligerar lo que te parece que no se solucionará, o para mejorar lo que crees que ya es bueno.

Suscríbete a la newsletter

Recibe cada día un breve email de apenas 2 minutos, con ideas prácticas y consejos sobre gestión empresarial y productividad para que dirigir y hacer crecer tu empresa sea más fácil y te genere menos estrés.

Suscribirse es GRATIS y darse de baja muy fácil

¿Te vas a ir sin suscribirte?

¿De verdad no te interesa recibir en tu email breves consejos, reflexiones e ideas prácticas, que leerás en apenas 2 minutos, para mejorar tu productividad y la de tu empresa?

Suscribirte es GRATIS y darte de baja si no te gustan es fácil

Logo Rafael Valero

Aceptación GDPR

Tratamiento de Datos conforme a RGPD 679/2016 y la LOPD-GDD 3/2018: Conforme a la normativa aplicable, le informamos sobre la privacidad aplicable a sus datos conforme a los Arts. 13 y 14 del RGPD 679/2016, la información que nos facilite, o nos haya facilitado con anterioridad, son tratados por AHOCOST ANALIZAE, S.L., con CIF: B57971269, en calidad de responsable del tratamiento.

Finalidad de Tratamiento: Gestionar y mantener los contactos y relaciones que se produzcan como consecuencia de la relación que mantiene con nosotros, mantenimiento de su cuenta de usuario, atender a las solicitudes recibidas, incluyendo la posibilidad de envío de emails, en su caso.

Base jurídica de legitimación: Su consentimiento expreso y verificable, y en determinados casos, el interés legítimo de su empresa.

Plazo de conservación de sus datos: Vendrá determinado por la relación que mantiene con nosotros, o por el tipo de tratamiento y los plazos legales aplicables.

Comunicación de datos: Ninguna prevista salvo las estrictamente necesarias para la prestación de los servicios contratados, y las impuestas por requerimiento judicial o disposición legal.

Ejercicio de derechos: Acceso, rectificación, cancelación/supresión, oposición, limitación o portabilidad, dirija comunicación por escrito a C/ Angel Guimerá, 84, 2ºC – CP 07004 de Palma de Mallorca, acompañando fotocopia de su DNI o documento equivalente, o por email a: info@rafaelvalero.com. En caso de considerar vulnerado su derecho a la protección de datos personales, podrá interponer una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (www.aepd.es). Información adicional sobre privacidad disponible en nuestra página web: https://rafaelvalero.com